Iglesia, TIC, Internet, Tecnologías de la Información, kerigma, redes sociales, Cristo, blogs, evangelio, comunidad, amor y gracia.

Nuestra misión

“...es Nuestra Misión, la misión irrenunciable de la Iglesia: la tarea de todo creyente que obra en los medios es la de ‘allanar el camino a nuevos encuentros, asegurando siempre la calidad del contacto humano y la atención a las personas y sus verdaderas necesidades espirituales, ofreciendo a los hombres que viven este tiempo ‘digital’ los signos necesarios para reconocer al Señor’“ Benedicto XVI

lunes, 25 de noviembre de 2013

Mirando a Yahoo de reojo

Hoy traigo un tema un poco complicado que da bastante de sí: ¿Somos más relevantes por tener más visitas en nuestros blogs? ¿El número de seguidores en twitter marca nuestra relevancia? ¿Qué significa que una persona diga "me gusta" o "tweet favorito" ¿Tiene esto algo que ver con nuestra capacidad de evangelizar en la red?


En la red las apariencias engañan y mucho. Les pongo un ejemplo. Hace poco más de un año, ha recalado en Yahoo una nueva CEO (directora general), Marissa Mayer, que está consiguiendo que este portal de internet vuelva a tener relevancia. La compañía ha apostado por hacer posible que "la tecnología comulgue con el contenido", "con independencia del dispositivo con el que accedamos a su portal o servicios". Busca "modernizar la experiencia del usuario, tanto desde el punto de vista estético como de la funcionalidad". Ahora mismo, Yahoo se encuentra entre los cinco primeros medios en línea más consultados en España y la mitad de los internautas españoles visita la página cada mes.


Lo dicho anteriormente está tomado de una nota de prensa de la compañía, pero hay más razones para el aumento de accesos a Yahoo y el punto clave está en una ventana que aparece junto al messenger. En esta ventana se pueden leer noticias y nos ofrecen videos con temáticas sensacionalistas, muy en la línea del escándalo en todos los sentidos. Allí se ha publicado, hace unos días, un video que ofende gravemente al Papa Emérito Benedicto XVI. Ayer ha salido la noticia de unas pinturas en las Catacumbas que van a propiciar el sacerdocio femenino. ¿Por qué Yahoo crece en clicks? Porque sabe crear o gestionar el escándalo y producir clicks a partir de este reclamo.

Los blogs y contenidos evangelizadores ¿crean escándalo? Sin duda, pero es un escándalo que repele a quien se acerca con mentalidad mundana. ¿Podemos conseguir muchos clicks, "me gusta" o retweets de a través del escándalo de Dios hecho hombre? Seguramente no podamos, a no ser que creemos una campaña que promueva dar clicks, "me gusta" o convocar un evento que utilice un determinado hashtag.

Por desgracia, en este juego del marketing, los católicos nos perdemos demasiadas veces. Lo malo es que los propios católicos creemos que esto es evangelizar. Conseguir un trending toppic forzado o mover a todo facebook para que pulsen "me gusta" en una página ¿Evangeliza realmente? Lo que conseguimos es conocer la fuerza de seguimiento ciego que llevamos detrás de nosotros. Además, si no participas en el evento o campaña, te pueden llegar a mirar de reojo... ¿Quien es este que no quiere colaborar en tan maravillosa causa?

La evangelización siempre es un proceso de 1 a 1. No se puede evangelizar a las masas a través de medios masivos y unidireccionales. En la evangelización siempre hay dos encuentros. El primero es entre dos personas, el segundo entre el evangelizado y Cristo. Cuando encontramos a una persona interesada en Cristo hay que pasar por una serie de fases:
  1. Acercamiento afectuoso. Crear confianza y un espacio para dialogar sin que nadie se sienta ofendido.
  2. Desmontaje de los prejuicios que llevamos con nosotros. Lo ideal es hacerlo a través de la confianza y el buen humor. La sociedad se defiende del cristianismo a través de la creación de prejuicios. El último que he leído tiene su gracia. Una cantante adolescente norteamericana ha comentado que ya es católico porque el Papa dice que Bob Esponja es gay. La muchacha lo dice tan fresca y se introduce en todas la cabecitas vacías y ansiosas de parecerse a su estrella del momento.
  3. Primer anuncio. Una vez la persona está libre de muchas de las murallas , se puede empezar a ofrecer el Kerigma. Si el Kerigma se acepta y el Espíritu Santo empieza a propiciar el encuentro con Cristo, el siguiente paso es:
  4. Introducción en una comunidad. Ya la relación 1 a 1 empieza a dejar paso a una relación más amplia y enriquecedora: la comunidad de creyentes. Allí es donde podrá ir dando los siguientes pasos: catequesis, oración, vida sacramental y en algún momento, cuando el Señor y nuestro amigo lo determinen, el encuentro de ambos.
Nuestras dinámicas en la red tienen por objeto propiciar este encuentro 1 a 1, en el que cada uno de nosotros debe actuar como humilde herramienta de Dios. En la red podemos servir como apoyo a la catequesis y propiciadores de una vida de fe más profunda, pero rara vez podemos pasar de la fase tercera, el primer anuncio. Aunque existen comunidades virtuales, estas no pueden sustituir a una comunidad real.

¿Qué tiene que ver esto con los retweets y/o con los "me gusta" de facebook o G+: casi nada o nada en absoluto. No evangelizamos creando trending topics ni consiguiendo 100.000 seguidores. No evangelizamos creando eventos de marketing en la red. Evangelizamos cuando se produce el primer encuentro y tendemos nuestra mano a una persona que empieza a dar los primeros pasos hacia Cristo.


viernes, 22 de noviembre de 2013

Burbujas Sociales

¿Qué es una burbuja social? Pues un grupo de personas que se reúnen a compartir su amistad, aficiones, historias diversas, aislándose del resto del mundo. Las burbujas no son malas en sí, pero tienden a generar grupos cerrados sin objetivos comunes. Funcionan como una fogata en un día de frío intenso. Las personas se reúnen en torno a ella y difícilmente querrán separarse del calor que tanto les agrada. Cuando ha suficientes personas, si otra personas se acerca, se encontrará con un muro hostil que no se abre con facilidad.

Estas burbujas se dan en todas las redes sociales, físicas y virtuales, por lo que podemos observar qué sintomatologia presentan:

  • Son cerradas. Difícilmente se deja entrar a personas externas que no estén en absoluta sintonía
  • Permiten sentirse cómodo, arropado y comprendido
  • No aportan nada al exterior de la burbuja.
  • Aparte de la amistad de sus componentes, aparece la complicidad.
  • Todo lo externo a la burbuja es criticable y precisamente esta actividad de crítica es muy entretenida.
La pregunta es ¿Qué consecuencias tienen estas burbujas sociales en nuestra labor evangelizadora

Estas burbujas son una realidad social que se da tanto en las parroquias, como en grupos eclesiales diversos. Permiten generar una apariencia coherente hacia el exterior y comodidad hacia quienes están dentro. El problema aparece cuando una persona externa se "atreve" a acercarse a la burbuja o la pone en cuestión. La burbuja actúa repeliendo la aparente "agresión" reforzando su consistencia y cerrando más los accesos externos.

Estas burbujas dan lugar a la incapacidad evangelizadora que Cristo nos requiere. Podríamos pensar en ella a través del episodio evangélico de la Transfiguración. Cuando Pedro dice "Señor, ¡qué bien estamos aquí!; si quieres haré aquí tres tiendas: una para Ti, otra para Moisés y otra para Elías" (Mt 17, 4). En ese momento, todo lo que estaban viviendo desaparece y Cristo invita a que bajen del Monte Tabor. 

Ayer, en una conferencia sobre redes sociales, estuvimos preguntando a los jóvenes presentes sobre la utilización que dan a las redes sociales. Tras varios intentos de que nos comentaran algo, conseguimos que nos relataran que ellos sólo las utilizan como burbujas sociales. Una sociedad que se encapsula en burbujas sociales, deja de tener dinamismo que necesita. Si la Iglesia se encapsula en estas burbujas, deja de ser Iglesia y se convierte en distantes grupitos de amigos aficionados a la religión.

la evangelización necesita de proyección hacia los demás y por lo tanto, las burbujas sociales son muy negativas. Además, es necesario ser consciente que nos vamos a enfrentar a burbujas sociales que se defienden con uñas y dientes para que no podamos inocular el "ADN" del cristianismo en su interior.

En ese sentido, la labor del evangelizador debe ser similar a la de un virus, que extrae su ADN y lo inocula dentro de la burbuja social que busca evangelizar. Ahora ¿Cómo introducir el ADN? Comparto algunas pistas:
  • Hay que entrar dentro de la burbuja.Todo lo externo es prescindible y foco de crítica.
  • Hay que poner en funcionamiento el ADN del Mensaje Cristiano con astucia.
  • Hay que estar prevenido, ya que la sociedad ha producido estupendo anticuerpos que nos atacarán rápidamente. Hay que formarse para saber desactivarlos y sacar provecho de esa acción.
  • Como en el caso de los virus, el objetivo es que esa burbuja social genere nuevos evangelizadores, que a su vez, se introduzcan en otras burbujas sociales.
¿Cómo practicar esto? Las redes sociales pueden ser un estupendo "laboratorio". ¿Por qué no utilizarlo? Se me ocurre:
  1. Introducirnos en grupos de Facebook, listas de twitter o comunidades de G+. 
  2. Ofrecer algo que sea del interés y relevancia de la burbuja e ir introduciendo el Mensaje Cristiano con paciencia y efectividad.
Lo más que nos puede pasar es que nos echen de la burbuja, pero habremos aprendido mucho y la siguiente vez lo haremos mejor!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...