Iglesia, TIC, Internet, Tecnologías de la Información, kerigma, redes sociales, Cristo, blogs, evangelio, comunidad, amor y gracia.

Nuestra misión

“...es Nuestra Misión, la misión irrenunciable de la Iglesia: la tarea de todo creyente que obra en los medios es la de ‘allanar el camino a nuevos encuentros, asegurando siempre la calidad del contacto humano y la atención a las personas y sus verdaderas necesidades espirituales, ofreciendo a los hombres que viven este tiempo ‘digital’ los signos necesarios para reconocer al Señor’“ Benedicto XVI

domingo, 27 de mayo de 2012

Canal de Youtube ¿Para qué?


¿Qué es un canal YOUTUBE? Es un espacio virtual donde una persona o un grupo de ellas, pueden agrupar videos según los intereses que deseen.

Se puede acceder al canal mediante una dirección abreviada, por ejemplo, el canal de Arguments es :

http://www.youtube.com/user/catequesisarguments


Dentro de cada canal tenemos la opción de ver los videos recomendados (featured), aquellos que han recibido comentarios (feed) o todos los videos en general (videos). También es posible suscribirse al canal de manera que nos llegue a nuestro email una notificación, cada vez que se descarga un nuevo video.

Existe una opción interesante que es enlazar las actualizaciones de un canal YOUTUBE a un blog, twitter o redes socials (Facebooks, G+, etc). Para ello necesitamos un enlace RSS que consignar como fuente de actualizaciones. La dirección de RSS de un canal es:


Para Arguments, la fuente rss sería:


Pero ¿Para que querríamos un canal RSS dentro de un grupo, parroquia o comunidad cristiana, en general?

Pueden haber muchas razones, pero todas parten de una necesidad evidente: compartir videos y experiencias. ¿Para qué compartir videos?

Se me ocurren algunas dinámicas que pueden ser interesantes:

·          Difundir videos que se toman dentro de la comunidad. Por ejemplo se pueden difundir eventos como son reuniones de grupos, actividades, momentos de oración, momentos de reflexión sobre la Palabra de Dios, mensajes de bienvenida o de propagación de la Fe.
·          Difundir material que se realiza dentro de la comunidad. Si la comunidad tiene mínima producción de material audiovisual, quizás fuese interesante compartir las presentaciones PPT, animaciones, etc.
·          Poner en común materiales realizados por otras personas. Dentro de YOUTUBE hay muchos recursos que se pueden reutilizar dentro de realidades diferentes. Si la comunidad quiere compartir esos materiales, un canal es una herramienta interesante.



YOUTUBE es un espacio 2.0, es decir, permite comentar los videos de manera escrita o mediante otro video. Esta capacidad puede permitir el trabajo de la comunidad de forma no presencial, pero tiene sus limitaciones. Por ejemplo, es posible compartir una reflexión sobre el evangelio del día y dejar que quienes conforman la comunidad vayan comentado lo que les sugiere, en el momento que cada cual puede. Lo ideal sería que al final del día todos se dieran un paso por el canal y leyeran lo comentarios de los demás y si lo estiman adecuado, comentaran lo que les ha parecido más interesante.

¿Qué enfoque pueden tomar los videos que se coloquen en el canal? Tantos como enfoques pueden darse en la vida real dentro de una comunidad:

  • Oraciones
  • Lecturas
  • Reflexiones
  • Música
  • Catequesis
  • Vida comunitaria
  • Promoción de la comunidad
  • Promoción de actividades externas e internas

¿Cómo se pude organizar este canal? Sería necesario contar con una persona que administrara y moderara el canal. Esta persona también podría ser la encargada de ir creando dinámicas de participación de manera gradual. No todas las personas entienden la lógica que subyace en una comunidad virtual, por lo que es necesario llevan con tranquilidad un proceso de aprendizaje adecuado.

Hay que ser consciente que no se puede construir algo en tres días y que todas las personas participen de igual manera y de manera continua. Para la motivar la participación, siempre es interesante que se permita que cada participante tenga un margen creativo y participativo. En el fondo, lo que hacemos en las redes sociales es comunicarnos y para comunicarnos es necesario el silencio que permite que quien tenemos delante, tome consciencia de si mismo, de su misión y de su capacidad de aportar cosas importantes a todos. Es imprescindible que el canal transmita afecto, además de contenidos, estética y actividades. Sin afecto, la comunidad se cae y desaparece. Aprender a transmitir afecto en la red es una tarea que conlleva su aprendizaje.

¿Qué problemas podemos encontrarnos? Bastantes, pero no por ello debemos desesperar. Cito algunos:

a)    Falta de motivación. Las personas no participan como sería deseable. Hay que tener paciencia y una “mano izquierda” especial.
b)    Exceso de motivación. Cuidado con este problema, porque suele conllevar el súbito fracaso de todo. Hay que moderar los ímpetus y delimitar espacios y tiempos donde participar.
c)     Desencuentros personales. La red es maravillosa porque nos permite estar cerca en cualquier momento y lugar, pero también propicia los desencuentro y las malas interpretaciones. Hay que fomentar la participación humilde y la capacidad crítica de nuestras propias acciones.
d)    Exceso o defecto de organización. Estos problemas conllevan que los organizadores sobrepasan sus funciones o no las ejercen convenientemente. Ser líder conlleva una capacidad especial para saber ser protagonista en su justa medida. Hay que saber dar paso a los demás y valorar sus acciones con sinceridad. También tiene su parte de control para que no se desmande el proyecto. Hay que saber amonestar con caridad y sin herir los sentimiento y la dignidad de los demás

¿Cómo comenzaría yo? Comenzaría haciendo un experimento a ver como reacciona la comunidad. Elegiría un video adecuado e impactante y daría un “premio” a quienes se implicasen más en las reflexiones o trabajos en torno al video. El premio sería algo tan sencillo como indicar que quien lo haga mejor, dando las pautas de lo que se espera de los demás, podrá proponer el siguiente video. Durante la realización del experimento, procuraría motivar sin atosigar.

Una vez realizado la prueba, podría determinar:

  • Fortalezas y cómo podemos aprovechar cada fortaleza
  • Oportunidades y cómo podemos aprovechar cada oportunidad
  • Debilidades y cómo nos podemos detener cada debilidad
  • Amenazas y Cómo nos podemos defender de cada amenaza

Es decir un pequeño análisis DAFO que me ayudara a plantear el proyecto con cierta perspectiva.

Espero que les sea de utilidad estos consejos. Un saludo a Yeison Canor, que me propuso este tema a través de Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar sus comentarios en este blog. Si su comentario no guarda las mínimas condiciones de respeto y educación, será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...