Iglesia, TIC, Internet, Tecnologías de la Información, kerigma, redes sociales, Cristo, blogs, evangelio, comunidad, amor y gracia.

Nuestra misión

“...es Nuestra Misión, la misión irrenunciable de la Iglesia: la tarea de todo creyente que obra en los medios es la de ‘allanar el camino a nuevos encuentros, asegurando siempre la calidad del contacto humano y la atención a las personas y sus verdaderas necesidades espirituales, ofreciendo a los hombres que viven este tiempo ‘digital’ los signos necesarios para reconocer al Señor’“ Benedicto XVI

jueves, 23 de febrero de 2012

¡ya tenemos al Papa en Twitter!

Siguiendo una noticia publicada por el Vatican Insider del diario La Stampa de Turín, podemos anunciar que el Santo Padre realizará un envío diario de un mensaje Twitter durante la cuaresma, los Ángelus y otras ocasiones especiales. El primer tweet lo ha lanzado a través de la cuenta de @pope2you

Cito textualmente la noticia, que proviene de una entrevista en exclusiva a Mons Carlo María Celli:

El tweet del miércoles de ceniza dice: «Hermanos y hermanas, la Cuaresma nos ofrece una vez más la oportunidad para reflexionar sobre el corazón de la vida cristiana: la caridad».

Cuando Su Santidad se abra la cuenta oficial en Twitter, «no será el Papa el que hará click ni nada parecido», explica a Vatican Insider el secretario del Pontificio Consejo, mosneñor Paul Tighe. Sin embargo, añade, «esperamos que sea él quien apruebe personalmente los contenidos».

 El motivo de esta iniciativa, según monseñor Celli, es la enorme «resonancia» que puede tener un mensaje de Twitter entre los jóvenes: El tweet puede ser replanteado, redistribuido, citado, sembrado». Un poco como la imagen evangélica de la semilla de mostaza que, «esparcida en el terreno, produce arbustos en los que los pájaros del cielo pueden reposar».

«Así pues –resume Celli–, nuestro deseo era este: hacer que, usando las nuevas tecnologías, el Mensaje del Papa para la Cuaresma pueda resonar ampliamente, pueda llegar al corazón de los jóvenes y fructificar en sus corazones. Esta será una experiencia que yo considero, desde ahora, positiva».

 Celli también subraya la disponibilidad de entrar a las nuevas formas de comunicación: «Cuando propusimos al Papa que abriera un canal vaticano en YouTube, aceptó inmediatamente... Un Papa que a primera vista no parece mediático como era su predecesor y Beato, Juan Pablo II, es más, un Papa reservado, que entendió inmediatamente que la comunicación de hoy mediante las nuevas tecnologías puede tener una enorme resonancia».

La idea de abrir una cuenta en Twitter para el Papa nació de un acuerdo entre el Pontificio Consejo para las Comunicaciones y la Secretaría de Estado. «Permitirá que los Ángelus del Papa y algunos de sus discursos puedan resonar vía tweet. Por ello abriremos –explicó Celli– un canal del Santo Padre entre los twitteros».

El Papa “twiteará” solo en ocasión de los Ángelus dominicales y también en algunas ocasiones en las que intervenga sobre un país determinado, como por ejemplo las peticiones de colaboración en el caso de una catástrofe natural, o para las grandes fiestas cristianas, como Navidad o la Semana Santa.

La esperanza de Celli es que, mediante los “tweets”, «estas palabras puedan llegar al corazón de muchas personas, que normalmente se encuentran lejos, y que tal vez no leerían nunca un discurso del Papa».

 Nada que objetar a la difusión de los mensajes del Papa por medio de Twitter. Esto nos ayudará a dispersar la semilla entre nuestros amigos interconectados y que llegue a personas que de otra forma no llevaría. En esto Mons Carlo María Celli tiene toda la razón.

Si me permiten una leve crítica, la haría evidenciando que a la Iglesia le cuesta entender del todo la red. La red no es un lugar para jóvenes únicamente, es un lugar para todas las edades. Decir que los mensajes tienen el objetivo de llegar a los jóvenes crea una cierta distorsión de la realidad. En la red no tenemos edad, somos todos nativos digitales en igualdad.

Está bien plantar la semilla en la juventud, pero hay que pensar que cuando la semilla crece hay que cuidarla incluso con más atención. Parece que los adultos no necesitamos de apoyo pastoral o se nos da por perdidos de antemano, lo que es un error terrible. Si al dejar de ser futuro, nos convertimos en pasado ¿Quien conforma la Iglesia si no ha presente?

Hay que tener presente que no hay mejor ejemplo para un niño o joven, que sus padres. Si a los padres de los jóvenes no se les acompaña y se les abre un camino de participación activa en las comunidades, los niños y jóvenes no tendrán el modelo a seguir según crezcan.

De todas formas, a las personas adultas nos llegarán los los tweets de Su Santidad y los retwitearemos con tantas ganas como un joven. Darle al botón de "retwittear" no tiene edad.

¡Ya tenemos al Papa en Twitter!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar sus comentarios en este blog. Si su comentario no guarda las mínimas condiciones de respeto y educación, será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...