Iglesia, TIC, Internet, Tecnologías de la Información, kerigma, redes sociales, Cristo, blogs, evangelio, comunidad, amor y gracia.

Nuestra misión

“...es Nuestra Misión, la misión irrenunciable de la Iglesia: la tarea de todo creyente que obra en los medios es la de ‘allanar el camino a nuevos encuentros, asegurando siempre la calidad del contacto humano y la atención a las personas y sus verdaderas necesidades espirituales, ofreciendo a los hombres que viven este tiempo ‘digital’ los signos necesarios para reconocer al Señor’“ Benedicto XVI

jueves, 25 de agosto de 2011

Nubes de palabras, muy útiles ¿Para qué?

Hoy les presento una aplicación web que puede parecer curiosa e intrascendente, pero que podemos utilizar para determinadas cosas: Wordle.

¿Qué hace Wordle? Mostrar en una nube de palabras aquellas que abundan más en un texto. Si entramos en su página: http://www.wordle.net y pulsamos la opción CREATE, veremos varias opciones:

  • Introducir un texto directamente
  • Introducir una dirección URL
  • Introducir un enlace de de.li.cius

Lo normal es utilizar la primera o la segunda de la opciones y aparecerá una nube delante nuestra. Existen formas de editar la posición, fuente, colores, etc, para obtener una nube que nos guste.

La que aparece en la cabecera se corresponde a todos los discursos del Papa en la JMJ. ¡Vaya! ¿Qué palabras destacan?

Cristo, sobre todas las demás, jóvenes, Madrid, Señor, etc

En los medios hay personas que dicen que el Papa no ha hablado de Cristo en las Jornadas. Es evidente que no es cierto. Los discursos del Papa se han centrado en Cristo y su relación con la juventud ¿Pruebas? La nube no miente.

De igual forma, podemos analizar nuestros escritos, blogs, páginas diversas y darnos cuenta de cual es el centro de nuestro mensaje y qué otros focos tenemos al expresarnos. Créanme, es un análisis divertido y muy educativo.

En la figura inferior os coloco la nube de una página de información de tendencia anticatólica, pero que no reconoce este hecho. ¿Dónde está Cristo en este portal? Decididamente se perdió. ¿Por qué?

La nube de abajo se corresponde al discurso para los profesores universitarios que Benedicto XVI pronunció en el Escorial. Fijémonos como la palabra Verdad centra la nube. Aparte tenemos las palabras universidad, jóvenes, amor, sentido, inteligencia, fe...  En una mirada somos capaces de captar los ejes del discurso y darnos cuenta qué palabras son las que tienen relevancia.



martes, 23 de agosto de 2011

Queremos evangelizar aprovechando la red ¿Que hacemos?

Antes de nada, deseo indicar que al hablar de evangelización me refiero a la misión de re-lanzar el kerigma en una sociedad cada vez más llena de prejuicios e ignorancias sobre el cristianismo y la Iglesia. 


Mirando diferentes páginas web de diversos movimientos, grupos, parroquias, que tienen entre sus objetivos la nueva evangelización, se puede observar que las herramientas que utilizan son básicamente las de la evangelización tradicional. Las charlas y conferencias, además de algunos actos arropados dentro de la dinámica diocesana, son lo más corriente.

Las páginas web suelen ser estáticas y tienen errores en su planteamiento. El planteamiento de una página web lo trataré en otra entrada, ya que es largo.

Algunos de estos focos neo-evangelizadores tienen perfil en Facebook-Tuenti-spaces, pero el tráfico de mensajes es mínimo o nulo. Si sus responsables tienen perfil, no es todo lo claro y comprometido que pudiera esperarse de personas dedicadas a este tipo de acciones.

¿Blogs? Los pocos que  los tienen, son estáticos y convencionales. Tampoco existe presencia en foros y portales generadores de opinión. Si la tuvieran, no la publicitan. Hay que hacer y evidenciar lo que se hace.

Con tantas y tan buenas herramientas que existen actualmente ¿A qué esperamos? Creo que el maravilloso voluntarismo necesita de formación para ser capaz de innovar. Habría que pensar en la necesidad de conocer las herramientas, dominarlas y empezar a crear dinámicas en la red. Dominar el lenguaje de la red requiere cierto desparpajo mediático y  saber cómo tocar, con respeto, “en donde duele”. ¿Por qué tanta preparación? Porque de otra manera no existe forma de mover y conmover a quien tenemos delante. Al menos hay que saber gestionar la polémica, siempre con respeto y con el sano ánimo de dar testimonio de Cristo. Se trata de provocar con respeto y de desestabilizar los prejuicios que impiden a tantas personas acercarse a Cristo y la Iglesia.

Pensemos en las ventajas que trae la evangelización por Internet:

  • Necesita de menor compromiso de presencia para el evangelizador.
  • Permite ir ganando capacidad de dar testimonio.
  • Implica y coacciona muy poco al evangelizado, por lo que se siente más predispuesto a escuchar. 
Pero basta de dar vueltas al asunto. Vayamos a lo concreto. ¿Qué hacer? Cito algunas herramientas y dinámicas a considerar.

A)    Redes sociales: Hay que tener perfil de grupo e integrar en el grupo a todos los miembros posibles. ¿Para qué?
a.     Compartir entre todos materiales, citas, referencias y sobre todo, reenviar lo que se vea capaz de incomodar a nuestros amigos
b.     Muchos programas de radio, tv, grupos diversos, tienen perfil en las redes. Se trataría de participar, enviarles los materiales y propiciar un diálogo público.
c.      Localizar debates en donde se pueda intervenir y testimoniar el mensaje de Cristo.
d.     Ir creando un entorno de amigos que se interesen y colaboren en esta dinámica.
e.     Existen estupendos lugares para desarrollar y pulir nuestras capacidades evangelizadoras y apologéticas. Por ejemplo yahoo respuestas.

B)    Blogs: Al menos hay que disponer de un blog para presentar reflexiones, compartir y/o difundir recursos..
a.     Textos, presentaciones PPTs, videos, etc que después se compartirán y difundirán por medio de las redes sociales.
b.     Fomentar la participación de todos e intentar transmitir el carisma especial les hace reconocibles.
c.      Enlazarse con otros blogs y crear comunidades de apoyo dentro de la blogosfera.

C)   Utilizar las redes sociales y los blogs para informar de las actividades que se realizan. A muchas personas les interesa saber qué dinamismo interno existe antes de ponerse en contacto. Se trata de crear comunidades.
a.     No aburrirse de ofrecer colaboración y amistad.
b.     Mostrar todo lo positivo en que una persona que se integre puede hacer
c.      Fotos, videos en los que se muestre la humanidad y cercanía de los miembros.
d.     Enlazar con personas, grupos, movimientos, … Lo maravilloso de ser Iglesia es que podemos ser una red de pesca maravillosa. Pero la red necesita de lazos robustos y trabajo colaborativo.

Le gusta lo que ha leído, pero no sabe por dónde empezar. Contacte conmigo e intentaré ayudarle en lo que me sea posible.

jueves, 18 de agosto de 2011

Cultura y sociedad red


Esta fue la intervención que preparé para desarrollar dentro de la mesa de Cultura y Sociedad del encuentro de Blogueros con el Papa. Al no poder asistir el P. Tomás de la Torre tuve el honor de ser el coordinador de la mesa y por razones de tiempo solo puede hacer un brevísimo esbozo de todo lo preparado. No tiene más importancia, ya que lo importante no es lo que aparentemente pudo faltar, sino lo que sobró en todo el encuentro: el calor de la esperanza vivia. Aquí está el texto:
-oOo-
Permítanme compartir con ustedes un fragmento del artículo publicado por el P. Antonio Spadaro en el portal Zenit:
-----
La imagen que tal vez se ajusta mejor al papel del cristianismo y su demanda frente a la cultura digital, es la del "cortador de sicómoros", tomado del profeta Amós (7, 14) e interpretada por San Basilio.
El entonces cardenal Ratzinger en un discurso dentro congreso titulado: “Parábolas,  medios de comunicación”, utiliza esta imagen con fortuna para indicar que el cristianismo actúa como el necesario corte a realizar en el higo del sicómoro.

El Logos cristiano es el corte que permite la maduración de la cultura. Se requiere sabiduría, porque el corte se debe hacer bien y en el momento adecuado.

La cultura digital está cargada de frutos abundantes dispuestos a recibir el sabio corte y el cristiano está llamado a realizar esta labor de mediación entre el Logos y la cultura digital.
La tarea no está exenta de dificultades y ahora es más exigente que nunca.

En particular, tenemos que empezar a pensar teológicamente la red, pero también en la teología dentro de la lógica de la red. (Tomado de Zenit http://www.zenit.org/article-27501?l=italian  el 15/8/2011)
 
Bien, los frutos del Sicómoro representan la cultura de cada momento de la historia, que deben ser sabiamente transformados según el Logos, que es Cristo. Pero ¿cómo podemos entender la sociedad?
La estructura de la sociedad se asemeja a una inmensa red de pesca en la que cada nudo es una persona y lo que nos une son los lazos que establecemos entre nosotros. Tenemos la capacidad de actuar de manera independiente, pero no podemos desligarnos unos de otros. Estamos ligados (enlazados) por enlaces sociales y de mutua dependencia.
Los lazos pueden ser de muchos tipos e incluso parecer inexistentes, pero cualquier movimiento que un nudo realiza, termina por afectar a todo su entorno (red social) y a la sociedad en su conjunto.
La cultura, en todas y cada una de sus manifestaciones (intelectual, tecnológica, artística, etc), actúa como primer soporte para establecer y mantener estos lazos (enlaces).
A menor compatibilidad entre la cultura de dos nudos, cabe esperar que el enlace sea más débil. Pero hay que tener en cuenta:
·         Transmisión indirecta de los movimientos
·         Las defectos de la red que pueden causar roturas en caso de tensión

Si entendemos esta red como un organismo vivo y dinámico, lo lógico sería trabajar en red (Networking), unidos y con un objetivo común.
Pero si nos preguntamos qué objetivo común tenemos todos los que conformamos la sociedad, empiezan los problemas.
Hoy en día la cultura transporta mensajes que dan lugar a enlaces destructivos y autodestructivos: (sucesos de Londres, apología del aborto, suicidio, desafecto social, ruptura familiar, indiferencia, violencia, etc) . Pero también es posible transportar mensajes que sean constructivos y esperanzadores.
Hace unos días Mons Camino decía, refiriéndose a los jóvenes de la JMJ, que el evento generará «sujetos morales, personas capaces de construir y no sólo de protestar» (destruir). ¿Por qué? Porque estos jóvenes comen frutos nutritivos del Sicómoro. La cultura que hacen suya, les insta a unirse (networking) para transformar constructivamente la sociedad (red) con un objetivo común.
Los católicos podemos (debemos) utilizar la cultura para enviar el Mensaje cristiano. ¿Por qué no? La sociedad cobraría sentido y podríamos esperar que se transformara. Pero para ello necesitamos dar el corte al que Su Santidad se refería en el discurso. Los insípidos e indigestos frutos del Sicómoro deben ser “convertidos” en alimento agradable y provechoso para todos. Esa es nuestra misión.

El P. Antonio Spadaro indicaba que esto no es fácil y que además es una labor exigente. No cabe duda que lidiar con la cultura egoísta, nihilista y edonista es todo un reto, que en nuestro caso se desarrolla dentro de otro reto adicional: hacerlo desde dentro de los nuevos medios y tecnologías.
Los nuevos medios se van conformando como soportes preferentes de la cultura, por lo tanto, tenemos que estar dentro de ellos para dar el corte adecuado en el momento adecuado.
Es evidente que los soportes culturales han ido cambiando a gran velocidad y necesitamos dominarlos para estar presentes culturalmente en nuestra sociedad. Pero nuestra presencia no puede ser una presencia secundaria o “exótica”.
Tenemos que ser visibles e identificables: para dar testimonio es imprescindible, también necesitamos ser relevantes, es decir, creíbles y demandados. Este es el gran reto del bloguero católico frente a la sociedad y la cultura. Buscar ser relevante en la sociedad y hacer posible que la cultura establezca enlaces sociales cristianos. Para esto las nuevas tecnologías son imprescindibles.
¿Cómo hacerlo? ¿Formulas? ¿Trucos? Podemos citar muchos trucos para ganar presencia y relevancia. (citar)
Técnicas para que Google nos coloque en primer lugar en sus búsquedas,          estrategias para conformar comunidades virtuales a través de las redes sociales, trucos relacionados con la manera de presentar la información y los contenidos, formas de gestionar el diálogo de culturas, sobre todo con culturas incompatibles (el problema del lenguaje).
El objetivo del blog con el que me presento ante ustedes: ECLESIASTIC.blogspot.com es proporcionar trucos, consejos, reflexiones, noticias, sobre este mundillo de los “social media y las TIC”. Es un blog que intenta ayudar a quienes se mueven por el ciberespacio intentando ganar un trocito de territorio a la cultura dominante y así poder transmitir el Mensaje Cristiano en la red.
Pero el tema que más espacio ocupa en este blog, es el de las comunidades virtuales y su importancia dentro de la Iglesia. Importancia que deberá ir creciendo según sean más los nativos y emigrantes digitales en el nuevo continente virtual.
Tengamos en cuenta que las redes sociales, de la cuales los blogs forman parte:
  • Hacen posible que cristianos lejanos en tiempo y espacio puedan compartir pensamientos, reflexiones y puedan sentirse cercanos a pesar de la lejanía física. Estas redes son las que han propiciado el encuentro en el que estamos.
  • Hacen posible que las personas alejadas puedan enlazarse de nuevo con la red física de manera más sencilla. Cuando el lazo aparece, es mucho más fácil buscar el enlace con una red cristiana real.
  • Hacen posible el diálogo entre culturas, lo que nos enriquece a todos.

Vivencia en la red
La red nos ofrece un nuevo entorno en el que vivir nuestra vida cristiana, es decir, un lugar en donde proyectar lo que somos de manera diferente, ampliada, al mismo tiempo nos ofrece un compromiso más fácilmente asumible y gestionable. ¿Oportunidad o peligro? Ambas cosas. (Mensajes del Papa en las jornadas de las comunicaciones sociales 2009)
La red nos ofrece un nuevo entorno existencia que da lugar, al mismo tiempo, a un nuevo entorno social, lo que conlleva cambios en la sociedad. Los más jóvenes son los que viven este cambio existencia con más naturalidad, pero no son los únicos.
Nuestra existencia en la red puede parecer más sencilla cuando empezamos a existir dentro de ella, pero según nos convertimos en nativos digitales con presencia y relevancia, encontramos realidad nuevas que debemos comprender y gestionar. Por ejemplo las maneras en que podemos manejar los trolls maliciosos o los trolls buscadores sólo aparecen cuando tenemos la necesidad de vivir en un entorno virtual eficiente.

¿Dónde vamos?
En estos momentos, los entornos existenciales (físico y virtual) están separados, pero poco a poco la vida real y la virtual se acercan. Los teléfonos móviles son y serán el vínculo entre ambas. Los contenidos estarán disponibles de forma ubicua debido a que la “nube” los recogerá y distribuirá. Las comunidades reales y virtuales se irán acercando y posibilitando experiencias muy interesantes en las que la Iglesia debe estar presente y ser protagonista. ¿Por qué no? Tenemos capacidad, entusiasmo y al Espíritu detrás nuestra.
Pero aparte de las comunidades (redes sociales) virtuales hay otros ámbitos donde debemos estar presentes como protagonistas:
Relevancia: les invito a pensar que la búsqueda de Dios ya se hace por medio de Google y otros buscadores.
Creación de conocimiento. Para muchas personas, el conocimiento se almacena en lugares como la Wikipedia y allí buscan respuesta a sus dudas. Wikipedia se construye por los propios usuarios. ¿Somos conscientes de lo que se dice de algunos temas relacionados con la Iglesia y el cristianismo?
Si una persona busca opiniones se utilizan sitios web especializados o se buscan respuestas rápidas mediante yahoo respuestas. Yahoo respuestas es un foro de apologética en directo de primer orden. 
Esto acaba de comenzar. El entorno virtual irá evolucionando e integrando lo conocido dentro de nuevas propuestas. La web 3.0, semántica, será una nueva frontera a dominar dentro de muy poco. Toda esta exigencia no debe asustarnos, sino mantenernos alerta ante el continuo cambio tecnológico. Tenemos muchos desafíos por delante, gracias a Dios.
Gracias por su atenta escucha.

martes, 16 de agosto de 2011

Velando armas antes del encuentro


Ya estoy en Madrid, velando armas para el encuentro de Blogueros con el Papa. He disfrutado de una estupenda cena, muy bien acompañado por blogueros de gran valía y cercanía. 

En nuestra conversación, la esperanza ha sido la nota predominante. Sabemos que tenemos una responsabilidad que nos impulsa con ilusión a seguir evangelizando a través de los bits que recorren el mundo.  

También hemos tenido un recuerdo para aquellos que sabemos que les hubiera gustado estar presentes, pero las circunstancias se lo han impedido. Están con nosotros, ya que Comunión de los Santos  nos ayuda a sentirnos unos cercanos a otros.

Mañana tendremos que llevar adelante la tarea de tender lazos y aprender a cooperar desde la lejanía geográfica, pero desde la inmediatez del corazón. Todo un reto que esperamos superar con la ayuda del Espíritu. Ya les contaré lo que acontezca.

Un abrazo en el Señor :)

sábado, 13 de agosto de 2011

LIVING WORLD FACES


 Los rostros de los jóvenes de la JMJ: de Madrid a todo el mundo a través de la Web. 

"LIVING WORLD FACES" (http://www.pope2you.net/livingworldfaces/) es el nombre del nuevo servicio de Portal Vaticano Pope2you.net del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, realizado con la ayuda de la Conferencia Episcopal Italiana. 

Una pizarra virtual de avisos, una red social de fotografías, a través del cual millones de jóvenes que participan en Madrid en la Jornada Mundial de la Juventud podrán decir (o mejor mostrar) que "yo estuve allí." 

En los días de la JMJ en Madrid estará presente el equipo de Pope2You (Portal del Vaticano para los jóvenes que ahora puede presumir de más de 10 millones de visitantes), gracias a algunas estaciones de telefonía móvil equipado con conectividad iPad y móviles, permitirá a los jóvenes a enviar sus fotografías en el Internet para compartir con sus amigos (en la red social), el testimonio de su fe y la manera que participan en el mayor evento juvenil organizado por la Iglesia Católica.

Las nuevas tecnologías bajan a las plazas y vienen tomados con una mayor conciencia también por el Vaticano, El deseo es ofrecer a los jóvenes una "plaza virtual" Inmersos físicamente en la marea de gente que asistirá al evento. No sólo virtual, sino en unión de lo real y lo virtual, para ofrecer a los millones de jóvenes presentes en Madrid la oportunidad de llevar a casa, así como una memoria fotográfica, el signo concreto de su testimonio: arraigados en Cristo. 

Las imágenes recogidas durante el día de la Jornada Mundial de la Juventud, será inmediatamente enviadas a la web, a través del portal www.pope2you.net. A partir de aquí se forma un mosaico donde se podrá observar la figura del Papa Benedicto XVI. Igualmente, serán enviadas a los "amigos" y lo podrán compartir a través de las principales redes sociales como Facebook, Twitter y el nuevo Google+. 
Luego, el proyecto no terminará con el final de la JMJ Madrid 2011: las fotos recogidas por los participantes se pueden descargar desde su casa, incluso compartir con amigos, y convertirse en un modo concreto y "joven" para evangelizar a sus compañeros: una manera de decir "Yo estuve en la JMJ y he traído a casa una gran experiencia de fe”. Por lo tanto, una vez más, los jóvenes podrán a través de la Web, convertirse en evangelizadores, como pidió en voz alta de Benedicto XVI en su último mensaje en relación con los nuevos medios y su uso por los adolescentes.

-oOo-

Oremos para que la Jornada Mundial de la Juventud sea todo un éxito cristiano, que es diferente a sea un éxito mediático. El objetivo principal de toda iniciativa es la conversión de todos y cada uno de los jóvenes que asistirán. Después vendrán otros éxitos, pero siempre estarán en segundo plano.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Redes sociales y JMJ – Una pregunta de Eva Janosikova

Eva Janosikova (responsable internacional de las redes sociales de la JMJ) nos planteó una interesante pregunta a los asistentes del Meeting Vaticano de Bloggers:

¿Cómo es posible mantener el contacto con los jóvenes después de la JMJ?

La pregunta no es nada sencilla. Ahondando en ella aparecen nuevas preguntas y problemas que tenemos que resolver antes de intentar dar una respuesta:

  1. ¿A que se llama mantener contacto?
  2. ¿Qué objetivos tiene este contacto?
  3. ¿Se puede evaluar o al menos valorar, el grado de éxito del contacto y objetivos?
Al hablar de “contacto”, Eva Janosikova seguramente se refería al mantenimiento de la relación social obtenida antes y durante las Jornadas. Pero ¿Qué relación social? Podemos analizar las relaciones sociales y darnos cuenta que antes y durante las Jornadas se aparecen varios tipos:

a)    Relación entre los promotores-coordinadores y los participantes.
b)   Relación entre los participantes que se ha conocido durante la preparación a las Jornadas. Estos participantes tiene la posibilidad se seguir en contacto directo tras la Jornadas
c)  Relación entre participantes que se han conocido dentro de las Jornadas y después de ellas se alejan.

También podemos reseñar las relaciones entre los promotores y coordinadores de diferentes grupos y la que éstos han tenido con la organización central. Todas estas relaciones sean importantes, pero quizás las relaciones más cercanas sean las tienen más sentido de mantener.

¿Qué objetivo tiene el mantenimiento de este contacto? Posiblemente Eva Janosikova estaba pensando en un objetivo centrado en la temática del encuentro: el mantenimiento del compromiso cristiano común  y de la centralidad de Cristo en nuestra vida cotidiana (personal y comunitaria).

Ahora aparece una nueva pregunta ¿Se busca mantener únicamente el nivel de relación social cristiana o buscamos algún tipo de compromiso posterior a las Jornadas?

Las relaciones sociales pueden ser relativamente sencillas de mantener, pero es complicado buscar compromisos adicionales. ¿A que me refiero? Básicamente a que el cristiano debe dar testimonio y trabajar para la evangelización y la Iglesia. Esto implica un compromiso activo claramente delimitado. Me pregunto si este tipo de objetivo fue introducido con claridad y centralidad antes y durante las Jornadas. ¿Por qué me lo pregunto? Porque hasta donde yo sé,  las actividades de la JMJ son más bien de tipo compromiso pasivo, desaprovechando la oportunidad de enseñar a los jóvenes a asociarse, crear comunidades y actuar desde ellas sobre la sociedad.

Por último, se plantea la necesidad de evaluar o valorar, con cierto rigor, el cumplimiento de los objetivos. Hasta este momento, los resultados de las JMJs se suelen valorar mediante estimaciones de permanencia de los jóvenes en la vida eclesial y la aparición de vocaciones. ¿Son estos indicadores capaces de valorar-evaluar los logros obtenidos? Sinceramente, creo que no. Además, tampoco son válidos para valorar los procesos de formación previos a las Jornadas.

Si tuviéramos un sistema de indicadores más adecuados, podríamos reflexionar más adecuadamente sobre el planteamiento de las Jornadas y posibilitar la mejora de la organización con más rapidez y fiabilidad. La definición de estos indicadores excede los objetivos divulgativos de este breve texto.

Volviendo al principio, para responder a la pregunta planteada por Eva Janosikova tenemos que reflexionar con tranquilidad y perspectiva. Con toda humildad e intentando dar alguna posible solución, propongo los siguientes puntos:

i.        Mantener la organización preparatoria de la Jornadas y redefinir sus objetivos para que vayan más allá de la finalización del evento. Se trataría tanto de ayudar a preparar a los jóvenes como de facilitar la transmisión de la “energía” que traen lo jóvenes.
ii.         Llevar el proceso de preparación y post-Jornadas a las redes sociales virtuales. La trazabilidad es mucho mejor y más rápida que en los entornos sociales reales. Además, se hace posible que la lejanía física y planificación vital de los participantes, no dificulte la continuidad del compromiso adquirido.
iii.                Analizar los procesos internos de las redes sociales (tanto virtuales como físicas). Ya existen herramientas de análisis de los procesos internos de las redes sociales virtuales. Análisis como el SNA (Social Network Analysis) y otros más novedosos, pueden ser utilizados para obtener indicadores del proceso de preparación y también del desarrollo de las Post-Jornadas. Esta propuesta abre un campo de investigación muy interesante para la Iglesia y para toda la sociedad.

Para la JMJ de Madrid, es algo tarde para implementar este planteamiento y validar su utilidad, pero quizás para las siguientes jornadas se pudiera hacer algo en este sentido.

sábado, 6 de agosto de 2011

JMJ + Redes sociales = iCat





Encabezado


Más información AQUÍ

¿Qué es iCat?
Desde hace más de 2 años se ha establecido una red social de cientos de miles de personas en torno a la Jornada Mundial de la Juventud 2011. El encuentro de redes “iCat” pretende ser un encuentro de todos aquellos que participamos en las redes sociales. El objetivo es ser un punto de encuentro de experiencias personales sobre el modo en que los católicos viven su fe en la red.

Nuestro objetivo es también abrir el debate sobre la presencia de la fe en las redes sociales, una nueva forma de vivir la fe y de evangelizar, que permite también llegar a un encuentro personal con tus amigos.

  
También busca mostrar una imagen joven de la Iglesia Católica, con un mensaje actual capaz de adaptarse a los nuevos tiempos, a nuevas herramientas y presente en todos los niveles en la vida común de los jóvenes.


martes, 2 de agosto de 2011

Iglesia y redes sociales. Una estadística interesante

Las estadísticas pueden ser una fuente de entendimiento o una fuente engaño. Hay que tener cuidado con los análisis que se realizan y las conclusiones que obtenemos.

Hoy les traigo un par de gráficos estadísticos realizados a partir de los datos mostrados del blog http://justinwise.net/echo-conference-slides. Las características de la muestra y su validación no se definen en el blog. Tampoco hay referencias de la fuente de la que fueron tomadas. Estos datos no deben tomarse como un estudio serio, pero si creo que podemos utilizarlos para reflexionar sobre un par de cuestiones.

A partir de una pregunta, los gráficos muestran los porcentajes de respuestas afirmativas, negativas y no contestadas, en una serie de segmentaciones. En la parte inferior se muestran los datos sin segmentar, para después segmentarlos según tres criterios: compromiso en su comunidad, sexo y edad.

Empecemos por el correspondiente a la pregunta: ¿Son útiles los medios sociales para la Iglesia?
La respuesta es muy positiva. Quizás lo más interesante sea observar cómo la edad influye en la certeza de las contestaciones. La razón es evidente. Los medios sociales virtuales son cotidianos para los jóvenes, pero según se cumplen años, este nuevo ámbito existencial resulta cada vez más lejano. De todas formas, incluso en el segmento de más edad, la respuesta afirmativa es la dominante.

Tengamos cuidado. Una cosa es lo que las personas opinan sobre “algo” y lo que “ese algo” es realmente. Las respuestas más que afirmar una realidad comprobable, lo que afirman es la esperanza que se tiene sobre los nuevos medios sociales dentro de la Iglesia. Es evidente que hay una gran esperanza en lo que estos medios nos pueden aportar.

La segunda pregunta es también interesante: ¿Son las comunidades virtuales, verdaderas comunidades?

Aquí las respuestas negativas aumentan bastante. Existe un segmento de edad que contradice la evolución del pensamiento: 28-40. Podemos pensar en un error de la muestra o un sesgo no advertido. De todas formas, es evidente que los más jóvenes entienden su vida social a través de la red. Según se cumplen años, la vida social no está tan ligada a las redes sociales.

Igual en la pregunta anterior, la respuesta afirmativa no sirve para validar que una comunidad virtual sea una comunidad de verdad. Lo que realmente nos muestra es que los más jóvenes tienen en la red un medio cotidiano para comunicarse y crear relaciones humanas.

¿Qué podemos sacar de toda esta información? La Iglesia debe salir a la búsqueda de las personas también en la red. No podemos dejar que en este ámbito se excluya nuestra presencia.

Por cierto, les comento una curiosidad. El otro día me interesé en ver cómo se traducían ciertas frases utilizando el traductor de Google. Traduje del italiano al español la frase “Dio ti benedica” (Dios te bendiga) ¿Sabéis que traducción sugiere? ¡Salud! ¿Dónde ha quedado Dios? ¿Y la bendición? Tenemos que estar atentos a estas cosas. Es relativamente fácil hacer desaparecer el cristianismo de la red.

Feliz y santo verano. Dios les bendiga J

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...