Iglesia, TIC, Internet, Tecnologías de la Información, kerigma, redes sociales, Cristo, blogs, evangelio, comunidad, amor y gracia.

Nuestra misión

“...es Nuestra Misión, la misión irrenunciable de la Iglesia: la tarea de todo creyente que obra en los medios es la de ‘allanar el camino a nuevos encuentros, asegurando siempre la calidad del contacto humano y la atención a las personas y sus verdaderas necesidades espirituales, ofreciendo a los hombres que viven este tiempo ‘digital’ los signos necesarios para reconocer al Señor’“ Benedicto XVI

martes, 28 de junio de 2011

Ya funciona news.va !!!



Su Santidad comprueba el funcionamiento del nuevo portal informativo de la Iglesia. Desde news.va será posible acceder a contenidos multimedia, compartirlos, enviarlos y hasta comentarlos en las más populares redes sociales y blogs.

En estos momentos solo funciona en inglés e italiano, pero tras el veranos se espera que está en funcionamiento en español y francés.

Cada vez es más complicado decir que no seguimos el pulso de la Iglesia en el mundo. Pero me temo que seguirá siendo necesario que periodistas y comunicadores desgranen y acerquen las noticias en formato más cercano y amigable. Eso si, a quienes nos interesamos por el día a día de la Iglesia, este portar es insustituible.

Espero que disfruten de el igual que se ve disfrutar al Santo Padre.

¿Cómo se elije Papa? Animación

Comparto una animación realizada por el nuevo portal de información eclesial de la Stampa italiana. Aunque está en italiano, seguro que entienden lo que se va relatando.


Pulsen sobre la imagen para disfrutar de ella.
Tarda un minuto o dos encargar, no se desesperen :)
Espero que les guste.

lunes, 20 de junio de 2011

10 motivos por los que los nuevos Medios de comunicación Social son importantes en la Iglesia

Primeramente tratemos qué son los nuevos Medios de comunicación social: son plataformas de comunicación online donde el contenido es creado por los propios usuarios mediante el uso de las tecnologías de la Web 2.0, que facilitan la edición, la publicación y el intercambio de información.

Dentro de los Medios Sociales se crean comunidades virtuales de personas que comparten intereses e intercambian contenidos. Los contenidos pueden ir desde mensajes personales a compartir un video con toda la comunidad. Estos contenidos tienden a suscitar reacciones que dan cohesión a la comunidad.

De forma más o menos natural, aparecen una o varias personas que realizan función de “alma Mater”, dinamizador, coordinador o como se dice en el argot informático community manager.

Estos coordinadores-dinamizadores se encargan de crear y cuidar las comunidades generando contenido interesantes, creando conversación, animando a las personas a participar, monitorizando la presencia online de los temas, etc. Los medios sociales están cambiando lentamente la comunicación entre las personas y entre las instituciones-grupos-asociaciones y las personas.

Los medios sociales más utilizados son las redes sociales, los blogs, los microblogs y los servicios para compartir contenidos multimedia.

Poco a poco esta diversidad de medios tiene perder diferenciación, llegado en muchos casos a ser entornos donde coexisten todas estas modalidades.

Pero vayamos hacia las diez razones indicaba en el título. Estas razones están tomadas del sitio web: http://www.dodifferent.org.uk , concretamente en del artículo: 10 reasons why social media matters for church websites.  Mi agradecimiento a Alfonsus Widhi por compartir el enlace y posibilitar esta entrada. Como normalmente hago, actualizo o matizo aquello que me parece adecuado para su contextualización-comprensión

Empecemos con la lista de puntos:

1)   Los Medios Sociales interesan porque las personas los utilizan

En el libro de los Hechos, vemos una Iglesia comprometida en ir a donde están las personas y por iniciar una conversación con ellos. Pedro y Pablo solían ir con frecuencia a mercados y plazas donde las personas coincidían. A Pedro se le pidió que fuera a la casa de Cornelio (la casa de un gentil). Los apóstoles salian y comenzaban la conversación donde hubiera personas dispuestas a escuchar sin esperar a que las personas se acercaran a ellos.

Para mucha gente, entienden los entornos sociales (Twitter, Facebook, etc) como antes se consideraban las plazas de mercado. Las Iglesias tiene que estar allí para acercarse con afecto y ser sal y luz.


2)   Los Medios Sociales son importantes, porque se conversa a través de ellos.
Es atractivo pensar en cosas como la misión es un intercambio unidireccional de información. Se presenta el evangelio y deja que la gente cambie su forma de pensar de una manera u otra. Sin embargo, si nos fijamos en los relatos evangélicos, Jesús difunde frecuentemente su mensaje por medio de una conversación entre dos.

El diálogo es importante, ya que no podemos vender un cristianismo de doble acristalamiento, sino que necesitamos hablar de una nueva forma de vivir y entender - y eso es algo que sólo podemos compartir por medio de la interacción y no algo que se presenta únicamente de manera informativa. He constatado que muchos bloggers y habitantes de las redes sociales temen el contacto directo y el diálogo resultante.

3) Los Medios Sociales son importantes porque son interactivos
Esto significa que construimos comprendiendo los medios de comunicación social como una conversación, pero la interactividad es algo que se está convirtiendo cada vez más importante en el uso de la web. La gente espera que toda organización sea dinámica y además ofrezca "cara" real con quien hablar.  Hacer relevante el evangelio significa compartirse con las personas a un nivel que satisfaga sus expectativas.

Por desgracia la interacción aparece en su faceta negativa con más facilidad. Si creamos polémica rápidamente aparecerán partidarios de cada posición, dispuestos a defender sus ideas con vehemencia. Si se trata de construir unidos, es complicado reunir un grupo de personas capaces de compartirse sin intentar obtener nada a cambio. Es difícil, pero no imposible.

4) Los Medios sociales son importantes porque a través de ellos las personas utilizan internet.
Ahora, hay un peligro en ello. Es posible velo en algunas áreas de la vida - el deseo de conseguir lo más reciente y lo más grande, simplemente porque es nuevo. Sin embargo, con los medios de comunicación social, la inversión el tiempo invertido es una buena inversión. Una Iglesia que no utilice los medios de comunicación social corre el riesgo de aparecer como extemporánea y despreocupada por  las expectativas de las personas.

5) Los Medios Sociales Social permiten utilizar un tono más informal para el contacto entre personas
Pónganse en los zapatos de alguien que se pregunta si ir a la iglesia por primera vez o hacerlo después de mucho tiempo. Estará nervioso, sin saber qué le espera y preocupado ante la posibilidad de tener una mala experiencia. Ante esta tesitura, cualquie sitio web eclesial se presentará como una alternativa atractiva y además permitirá un modo de comunicación más informal.

Para alguien como este dubitativo interesado por la Iglesia, cualquier página de fans en Facebook, blog o cuenta de Twitter le ofrecerá un rostro humano.  La información estática de una web no puede dar la misma sensación de cercanía. Este acceso mediante los Medios Sociales mostrará que las personas de la Iglesia son también seres humanos normales, que conversan a un nivel racional y humano, mediante las nuevas tecnologías. El alivio psicológico de nuestro dubitativo interesado por la Iglesia le permitirá dar el primer paso con más facilidad.

Incluso es posible que este dubitativo se integre en una comunidad virtual que el ayude a dar el siguiente paso: presentarse en persona en una parroquia o institución.

6) Esto se ajusta a la manera en que históricamente la Iglesia ha realizado siempre su misión.
Pablo razonó con los filósofos en el Areópago a partir de su propia filosofía. La Biblia utiliza la naturaleza universal de Grecia para difundir su mensaje a través de la civilización conocida. Bach usaba la música en el momento de hablar de Dios. Dostoievski, Marilynne Robinson y CS Lewis usaron sus novelas. Catedrales e iglesias utilizan vidrios de colores, la arquitectura, vista, olfato y sonido para comunicar su mensaje. Y Jesús usó pan y el vino para donarnos el Misterio de la Encarnación, la Cruz y la resurrección.

La iglesia siempre ha utilizado la cultura de su entorno para difundir su mensaje. Los medios de comunicación social sólo son el último medio que se cruzan en nuestro camino, y hay que aprovecharlo como tal.

7) Los Medios Sociales necesitan del cristianismo
Now, don’t read this in an alarmist way. That’s not the intention. What I am not suggesting is that we mark all social media tools on the map with ‘Here be dragons’ in large, bloodshot letters. But, as with any sphere of life, good tools can be corrupted and polluted by human stupidity and selfishness. Social media needs Christians to be salt and light and to share the message of God’s love for humanity in a situation that can too often become introspective, harmful or egotistical.

No entienda esto de una manera alarmista. Esa no es la intención. No estoy sugiriendo que se marquen todas las herramientas de los Medios Sociales con el cartel: "Aquí hay dragones" en letras grandes, inyectados en sangre. Como en cualquier esfera de la vida, las buenas herramientas pueden ser corrompidas y contaminadas por la estupidez humana y su egoísmo. Los Medios de comunicación social son necesarios para que los cristianos seamos sal y luz, y para compartir el mensaje del amor de Dios. También es necesario se consciente que con frecuencia estos Medios pueden aislar, intoxicar y predisponer al egoísmo.

8) Los Medios Sociales pueden ser una herramienta para el cambio.
Piense que entornos sociales como YouTube y Twitter que han sido utilizados en la primavera árabe para conectar grupos diversos de los manifestantes y les darles la sensación de ser parte de un movimiento más grande. Piense en cómo  tweets caritativos en Twitter pueden llegar a cientos de miles de re-tweets, lo que da lugar a un mayor perfil de  caridad y, en última instancia, una mayor recaudación de fondos.

Ahora bajemos a la escala de su propia comunidad. Imagine cómo los medios sociales pueden unir a personas de su ciudad en torno a una causa común. En otras latitudes ya se han realizado este tipo de accione. Por ejemplo, en la ciudad de St Andrews (UK), una parroquia se utilizó una combinación de blogs, Facebook y Twitter para organizar una recogida de alimentos para el banco de alimentos se encontraron con una colección de más de 24 cajas grandes llenas de comida. Todo esto irá a las familias y personas necesitadas y realizar cambios en las vidas de las personas.

Es evidente que en nuestro entorno (España) las personas no están todavía tan unidas mediante los Medios Sociales, como en otros países, pero poco a poco se van uniendo más personas a este nuevo entorno. Pronto será posible obtener rendimiento del tiempo que invirtamos en estar disponibles en la red.

9) Medios de comunicación social socava la idea de 'éxito' en la misión.
Esta afirmación puede parecer extraña. Sin duda, queremos que la misión tenga éxito ¿O no? Bueno, nos gustaría tener impacto en la vida de las personas. Sin embargo, es frecuente tener la tentación de ver en los "números" la medida del éxito. Número que nos sirvan para medir el éxito de las parroquias-grupos en cuanto al número de miembros o conversiones.

Los Medios de Comunicación Social nos devuelven menos números positivos de los esperado. Por la propia naturaleza de los medios, el “éxito” numérico es difícil de alcanzar. Facebook, Twitter y los blogs se centran en la conversación. No hay resultados medibles de los resultados de una conversación. El objetivo, por lo tanto, no debe ser medido de forma numérica sino en cuanto a la calidad de la interacción y del diálogo. Medios de Comunicación Social reducen nuestras expectativas de lo que significa tener “éxito”, pero nos muestran la importancia de ser fiel.

10)   Los Medios Sociales nos recuerda que nuestra vocación principal es ser humanos.
No hay consiste en hacer misión, predicar el evangelio o ayudar a los pobres. Tan importante como todas estas actividades, los medios de comunicación social nos recuerdan que nuestro primer llamado en la vida es simplemente estar y saber que Dios es Dios. Recordar que somos amados y compartir ese amor con los demás a través de la relación.

No dude con comentar todo lo que le sugieran estas reflexiones. Dialogando es como aprendemos todos y además creamos comunidad en el ciberespacio.

sábado, 18 de junio de 2011

Primer encuentro internacional de blogueros con el Papa

UNIR A LOS BLOGUEROS Y MOSTRAR SU APOYO AL SANTO PADRE, OBJETIVOS DEL I ENCUENTRO INTERNACIONAL DEL BLOGUEROS CON EL PAPA

Se celebrará el próximo 17 de agosto en Madrid, coincidiendo con la Jornada Mundial de la Juventud

Unir a los blogueros de todo el mundo que aprecian la labor y la misión del Papa Benedicto XVI y mostrarle públicamente su apoyo, tanto de forma física como a través de la red. Este es el objetivo de una singular iniciativa denominada “blogueros con el Papa” que se concretará en el I Encuentro Internacional, que tendrá lugar el próximo 17 de agosto en Madrid, coincidiendo con la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud.

El objetivo, tal y como explica el Rev. don Joan Carreras, promotor de esta iniciativa, es “apoyar de forma explícita al Santo Padre, desde una perspectiva novedosa”. La celebración del Vatican Blog Meeting el pasado mes de mayo ha puesto en evidencia el trabajo de muchos católicos que defienden su fe y apoyan al Papa a través de sus blogs. La Jornada Mundial de la Juventud ofrece otra ocasión para que “los blogueros, siempre jóvenes en espíritu y en capacidad de iniciativa, hagan oir su voz unánime de apoyo al Santo Padre”.

El I Encuentro Internacional de Blogueros con el Papa se configura así como un momento para “conocer y abrazar a aquellos compañeros de viaje con los que compartimos creencias e ilusiones a través de la red”. El Rev. don Joan Carreras se ha mostrado enormemente satisfecho tanto con el número de visitas que ya ha recibido la página web (http://www.interservice.es/bp/) que contiene la información técnica como con la previsión de blogueros procedentes de todo el mundo que, durante un día, se darán cita en Madrid.


El programa de este I Encuentro cuenta con conferencias, mesas de trabajo y ponencias cuyo objetivo es profundizar en la misión evangelizadora, compartir experiencias y establecer caminos de encuentro que confluyan en apoyar al Papa. En este sentido, se abordarán cuestiones relacionadas con la Familia 2.0, las claves de la comunicación y los desafíos de la interacción de las redes.

Los blogueros participarán a través de la red y de sus blogs y físicamente, ya que formarán parte de las mesas de trabajo aportando sus perspectivas. El Encuentro se ofrecerá en streaming a través del blog creado para el evento (http://bloguerosconelpapa.blogspot.com/) y podrá ser twiteado.

Los organizadores han asegurado que el número de solicitudes que ya se ha inscrito en este I Encuentro está superando las expectativas inicialmente previstas, especialmente, por el interés que la iniciativa ha despertado en países de Latinoamérica, de donde proceden la mayor parte de los inscritos hasta ahora.

martes, 7 de junio de 2011

Jerga Católica

Desde hace unos días vengo rastreando el espacio social: redes sociales, blogs, Twitter, etc. buscando rastros de un concepto interesante: la “jerga católica”.

Podíamos definir la "jerga católica" como un lenguaje adaptado a transmitir conceptos y experiencias dentro del universo católico (simbólico, emotivo, conceptual, actitudinal, etc). No es raro encontrar personas en la red que hacen referencia a esta jerga [3]. Resumo mis hallazgos en tres epígrafes:

·    Los católicos rara vez nos damos cuenta que hablamos en jerga. Nos fastidia que nos digan que no nos entienden. Nos parece que nuestros interlocutores deben ser capaces de dominar como nosotros toda la semiótica implícita en nuestra comunicación.
·     Las personas alejadas que conocen más o menos superficialmente la jerga, toleran su uso o se divierten jugando con ella. A veces nos parodian. Es interesante ver qué les resulta más divertido, ya que encontraremos bastantes defectos que corregir.
· Las personas sin conocimiento claro de la jerga, se lamentan divertidamente diciendo que no hay quien nos entienda.

Se preguntarán la relevancia que pueda tener esta rara afición personal de escudriñar el lenguaje que utilizamos en la red. No crean, el lenguaje que utilizamos en la red es muy importante actualmente y lo será más en el futuro. ¿En el futuro?

Vamos camino de disponer de espacios virtuales de tipo semántico, adaptados a lo que expresamos en la red. ¿Ciencia ficción? No tanto.

Pueden comprobar los primeros pasos en la barra de entrada de palabras de Google. Se habrán dado cuenta que desde hace unos meses autocompleta y sugiere búsquedas de forma predictiva. Esta función predictiva se puede depurar en función la historia de búsquedas realizada con anterioridad por nosotros, de manera que cada vez sea más probable que lo que nos sugiera sea lo que buscamos.

Genial dirán ustedes. ¡Google nos ahorra tiempo! Bueno, genial o no genial, según se mire. Tenemos un ejemplo de herramienta que se hace mensaje y termina condicionando lo que decimos o buscamos. No les da cierta comezón de estómago pensar que podría pasar si Google minimizara la priorización de la palabra “Dios” en la búsquedas. ¿Se dan cuenta?

Las web semánticas serán maravillosas, pero también serán capaces de sesgar lo que comunicamos y cómo lo comunicamos. Pueden dejar fuera de contexto a quien hable en “jerga católica”. ¿Dónde se iría a parar la evangelización en la red? Habría que buscar alternativas y adaptar la comunicación del evangelio a la semántica más adecuada. ¿Es esto extraño?

Para nada es extraño. Ya nos sucede cuando hablamos en nuestra jerga y sólo quien la conoce nos entiende y se comunica con nosotros. Es una realidad que viene desde los primeros siglos y que debemos de conocer para saber cómo comunicarnos mejor en la red.

Seguro que alguno de ustedes estará pensando en el próximo Pentecostés y el don de lenguas que el Espíritu dio a los Apóstoles. ¡Diana!. El Espíritu nos da la capacidad de comunicar el Mensaje Cristiano en cualquier lengua. ¿No es maravilloso?

Ya nos comentó este reto el Santo Padre en el mensaje del año 2010 para la asamblea plenaria del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales

Jesús "en el anuncio del Reino supo utilizar elementos de la cultura y del ambiente de su tiempo: el rebaño, los campos, el banquete, las semillas, etc.".

"Hoy somos llamados a descubrir, también en la cultura digital, símbolos y metáforas significativas para las personas, que puedan ser de ayuda al hablar del Reino de Dios al hombre contemporáneo"

¿Qué lenguaje tenemos que utilizar? A este lenguaje de la red se le denomina “netivo”, pero en nombre es lo de menos. Lo importante es ofrecer algunos consejos con los que empezar a trabajar. Comparto algunos que he ido sacando en mis vivencias en la red:

  • Intentar adaptar, en lo posible, nuestro lenguaje al interlocutor [1]. También podríamos decir que tenemos que ajustar el lenguaje al tipo de público que esperamos que nos lea.
  • Es recomendable establecer un contexto de cordialidad y comodidad antes de empezar a dialogar sobre cuestiones esenciales.
  • Buscar formas de comunicar utilizando expresiones cotidianas que compartan los interlocutores. Los “tecnicismos” de la jerga católica, hay que utilizarlos con cuidado. Por ejemplo, si hablamos de “Gracia”, a lo mejor quien nos lee piensa en que estamos de broma, al no tener ni idea de lo que hablamos.
  • Si tenemos que utilizar un concepto controvertido o particular, nunca viene mal definir previamente a qué nos referimos.
  • La mejor forma de comunicar es utilizar símiles o parábolas [2]. Cristo lo sabía y lo utilizaba con frecuencia. ¿Qué símiles podemos utilizar hoy en día para comunicar lo mismo que hace 2000 años? Hablar de rebaños a personas que no han visto una oveja viva, que no saben que significa ser pastor y los peligros que conllevaba, es complicado.
  • Una imagen vale más que mil palabras. Un material multimedia bien realizado, vale por 100.000 palabras.
  • En las conversaciones largas, es bueno almacenar el texto del diálogo, ya que podemos releer las intervenciones y reflexionar sobre mejoras y errores cometidos.
  • Detectar cuando el diálogo ha terminado. Es frecuente que lleguemos a callejones sin salida a partir de los cuales, perdemos el tiempo. Es mejor despedirse con cordialidad y continuar en otro momento.
Igual que pasó en Pentecostés, le Kerigma se comunica en el lenguaje de cada uno de quienes escuchaban a Pedro. El Espíritu lo hizo posible y el resultado fue maravilloso. ¿Oramos suficientemente para que el Espíritu Santo nos ayude? 


Comentarios posteriores a la publicación de la entrada:
[1] Tras publicar la entrada me he dado cuenta que este punto podría interpretarse de formas diversas. Aclaro: al indicar la necesidad de adaptar el lenguaje al interlocutor  no  hablo del Mensaje. sino de la forma de transmirlo. El Mensaje debe ser transmitido con toda fidelidad en todas sus dimensiones. Guste, escueza, duela o maraville.
[2] Creo interesante reflexionar sobre nosotros mismos y nuestra capacidad de captar todo lo que Cristo transmitía a sus contemporáneos por medio de las parábolas. Partiendo de momentos diferentes, culturas diferentes, vivencias diferentes, no es fácil penetrar hasta el fondo en estas analogías.
[3] Esta entrada se refiere a las personas que utilizan el concepto de "Jerga Católica" y no a aquellas que tienen la formación y la cultura necesaria para entender el lenguaje que utilizamos los católicos.

sábado, 4 de junio de 2011

Video catequesis para la JMJ. Arguments

¿Cómo comunicar la postura vital de los católicos? Hay muchas formas, pero la que ha planteado Arguments tiene mucha naturalidad y realidad. No hay guiones preparados, sino espontaneidad. Como recurso para las catequesis de jóvenes es insustituible, ya que las opiniones predisponen a dar más opiniones y crear una dinámica positiva de participación. 

En una sociedad en la que todos tenemos capacidad de grabar videos en movil ¿Por qué no hacerlo en las mismas catequesis? Aunque solo sea un formato de participación, es fresco y muy vital. Las TICs están a nuestra disposición. :)


viernes, 3 de junio de 2011

Mensaje del Santo Padre. 45ª JORNADA MUNDIAL DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES

"Verdad, anuncio y autenticidad de vida en la era digital."

5 de junio 2011 

Queridos Hermanos y Hermanas,

Con ocasión de la XLV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, deseo compartir algunas reflexiones, motivadas por un fenómeno característico de nuestro tiempo: la propagación de la comunicación a través de internet. Se extiende cada vez más la opinión de que, así como la revolución industrial produjo un cambio profundo en la sociedad, por las novedades introducidas en el ciclo productivo y en la vida de los trabajadores, la amplia transformación en el campo de las comunicaciones dirige las grandes mutaciones culturales y sociales de hoy. Las nuevas tecnologías no modifican sólo el modo de comunicar, sino la comunicación en sí misma, por lo que se puede afirmar que nos encontramos ante una vasta transformación cultural. Junto a ese modo de difundir información y conocimientos, nace un nuevo modo de aprender y de pensar, así como nuevas oportunidades para establecer relaciones y construir lazos de comunión.

Se presentan a nuestro alcance objetivos hasta ahora impensables, que asombran por las posibilidades de los nuevos medios, y que a la vez exigen con creciente urgencia una seria reflexión sobre el sentido de la comunicación en la era digital. Esto se ve más claramente aún cuando nos confrontamos con las extraordinarias potencialidades de internet y la complejidad de sus aplicaciones. Como todo fruto del ingenio humano, las nuevas tecnologías de comunicación deben ponerse al servicio del bien integral de la persona y de la humanidad entera. Si se usan con sabiduría, pueden contribuir a satisfacer el deseo de sentido, de verdad y de unidad que sigue siendo la aspiración más profunda del ser humano.

Transmitir información en el mundo digital significa cada vez más introducirla en una red social, en la que el conocimiento se comparte en el ámbito de intercambios personales. Se relativiza la distinción entre el productor y el consumidor de información, y la comunicación ya no se reduce a un intercambio de datos, sino que se desea compartir. Esta dinámica ha contribuido a una renovada valoración del acto de comunicar, considerado sobre todo como diálogo, intercambio, solidaridad y creación de relaciones positivas. Por otro lado, todo ello tropieza con algunos límites típicos de la comunicación digital: una interacción parcial, la tendencia a comunicar sólo algunas partes del propio mundo interior, el riesgo de construir una cierta imagen de sí mismos que suele llevar a la auto-complacencia.

De modo especial, los jóvenes están viviendo este cambio en la comunicación con todas las aspiraciones, las contradicciones y la creatividad propias de quienes se abren con entusiasmo y curiosidad a las nuevas experiencias de la vida. Cuanto más se participa en el espacio público digital, creado por las llamadas redes sociales, se establecen nuevas formas de relación interpersonal que inciden en la imagen que se tiene de uno mismo. Es inevitable que ello haga plantearse no sólo la pregunta sobre la calidad del propio actuar, sino también sobre la autenticidad del propio ser. La presencia en estos espacios virtuales puede ser expresión de una búsqueda sincera de un encuentro personal con el otro, si se evitan ciertos riesgos, como buscar refugio en una especie de mundo paralelo, o una excesiva exposición al mundo virtual. El anhelo de compartir, de establecer "amistades", implica el desafío de ser auténticos, fieles a sí mismos, sin ceder a la ilusión de construir artificialmente el propio "perfil" público.

Las nuevas tecnologías permiten a las personas encontrarse más allá de las fronteras del espacio y de las propias culturas, inaugurando así un mundo nuevo de amistades potenciales. Ésta es una gran oportunidad, pero supone también prestar una mayor atención y una toma de conciencia sobre los posibles riesgos. ¿Quién es mi "prójimo" en este nuevo mundo? ¿Existe el peligro de estar menos presentes con quien encontramos en nuestra vida cotidiana ordinaria? ¿Tenemos el peligro de caer en la dispersión, dado que nuestra atención está fragmentada y absorta en un mundo "diferente" al que vivimos? ¿Dedicamos tiempo a reflexionar críticamente sobre nuestras decisiones y a alimentar relaciones humanas que sean realmente profundas y duraderas? Es importante recordar siempre que el contacto virtual no puede y no debe sustituir el contacto humano directo, en todos los aspectos de nuestra vida.

También en la era digital, cada uno siente la necesidad de ser una persona auténtica y reflexiva. Además, las redes sociales muestran que uno está siempre implicado en aquello que comunica. Cuando se intercambian informaciones, las personas se comparten a sí mismas, su visión del mundo, sus esperanzas, sus ideales. Por eso, puede decirse que existe un estilo cristiano de presencia también en el mundo digital, caracterizado por una comunicación franca y abierta, responsable y respetuosa del otro. Comunicar el Evangelio a través de los nuevos medios significa no sólo poner contenidos abiertamente religiosos en las plataformas de los diversos medios, sino también dar testimonio coherente en el propio perfil digital y en el modo de comunicar preferencias, opciones y juicios que sean profundamente concordes con el Evangelio, incluso cuando no se hable explícitamente de él. Asimismo, tampoco se puede anunciar un mensaje en el mundo digital sin el testimonio coherente de quien lo anuncia. En los nuevos contextos y con las nuevas formas de expresión, el cristiano está llamado de nuevo a responder a quien le pida razón de su esperanza (cf. 1 P 3,15).

El compromiso de ser testigos del Evangelio en la era digital exige a todos el estar muy atentos con respecto a los aspectos de ese mensaje que puedan contrastar con algunas lógicas típicas de la red. Hemos de tomar conciencia sobre todo de que el valor de la verdad que deseamos compartir no se basa en la "popularidad" o la cantidad de atención que provoca. Debemos darla a conocer en su integridad, más que intentar hacerla aceptable, quizá desvirtuándola. Debe transformarse en alimento cotidiano y no en atracción de un momento.

La verdad del Evangelio no puede ser objeto de consumo ni de disfrute superficial, sino un don que pide una respuesta libre. Esa verdad, incluso cuando se proclama en el espacio virtual de la red, está llamada siempre a encarnarse en el mundo real y en relación con los rostros concretos de los hermanos y hermanas con quienes compartimos la vida cotidiana. Por eso, siguen siendo fundamentales las relaciones humanas directas en la transmisión de la fe.

Con todo, deseo invitar a los cristianos a unirse con confianza y creatividad responsable a la red de relaciones que la era digital ha hecho posible, no simplemente para satisfacer el deseo de estar presentes, sino porque esta red es parte integrante de la vida humana. La red está contribuyendo al desarrollo de nuevas y más complejas formas de conciencia intelectual y espiritual, de comprensión común. También en este campo estamos llamados a anunciar nuestra fe en Cristo, que es Dios, el Salvador del hombre y de la historia, Aquél en quien todas las cosas alcanzan su plenitud (cf. Ef 1, 10). La proclamación del Evangelio supone una forma de comunicación respetuosa y discreta, que incita el corazón y mueve la conciencia; una forma que evoca el estilo de Jesús resucitado cuando se hizo compañero de camino de los discípulos de Emaús (cf. Lc 24, 13-35), a quienes mediante su cercanía condujo gradualmente a la comprensión del misterio, dialogando con ellos, tratando con delicadeza que manifestaran lo que tenían en el corazón.

La Verdad, que es Cristo, es en definitiva la respuesta plena y auténtica a ese deseo humano de relación, de comunión y de sentido, que se manifiesta también en la participación masiva en las diversas redes sociales. Los creyentes, dando testimonio de sus más profundas convicciones, ofrecen una valiosa aportación, para que la red no sea un instrumento que reduce las personas a categorías, que intenta manipularlas emotivamente o que permite a los poderosos monopolizar las opiniones de los demás. Por el contrario, los creyentes animan a todos a mantener vivas las cuestiones eternas sobre el hombre, que atestiguan su deseo de trascendencia y la nostalgia por formas de vida auténticas, dignas de ser vividas. Esta tensión espiritual típicamente humana es precisamente la que fundamenta nuestra sed de verdad y de comunión, que nos empuja a comunicarnos con integridad y honradez.

Invito sobre todo a los jóvenes a hacer buen uso de su presencia en el espacio digital. Les reitero nuestra cita en la próxima Jornada Mundial de la Juventud, en Madrid, cuya preparación debe mucho a las ventajas de las nuevas tecnologías. Para quienes trabajan en la comunicación, pido a Dios, por intercesión de su Patrón, san Francisco de Sales, la capacidad de ejercer su labor conscientemente y con escrupulosa profesionalidad, a la vez que imparto a todos la Bendición Apostólica.

Vaticano, 24 de enero 2011, Fiesta de San Francisco de Sales.

-oOo-

Este mensaje del Santo Padre tiene muchas cosas que comentar, por lo que en este post solo reseñaré que la Iglesia va tomando consciencia de las comunidades que se van creando en la red. Comunidades que serán, muy posiblemente, un pilar de primer nivel en la difusión del evangelio en este siglo XXI.

Estimado lector. No deje de opinar y compartir con nosotros sus impresiones. Gracias

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...