Iglesia, TIC, Internet, Tecnologías de la Información, kerigma, redes sociales, Cristo, blogs, evangelio, comunidad, amor y gracia.

Nuestra misión

“...es Nuestra Misión, la misión irrenunciable de la Iglesia: la tarea de todo creyente que obra en los medios es la de ‘allanar el camino a nuevos encuentros, asegurando siempre la calidad del contacto humano y la atención a las personas y sus verdaderas necesidades espirituales, ofreciendo a los hombres que viven este tiempo ‘digital’ los signos necesarios para reconocer al Señor’“ Benedicto XVI

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Orar en red

La oración simple es el pan que fortifica a los principiantes.
La oración acompañada de una cierta contemplación,
el aceite que suaviza.
La oración sin forma ni imagen,
el vino perfumado que pone fuera de sí mismos
a los que con él se embriagan.
(Elías el Ecdicos)


La oración es parte fundamental de la vida de todo cristiano. Oramos de forma personal y de forma comunitaria. Hoy les traigo una breve reflexión sobre la oración en la red.

Seguro que se alguna vez se han topado con una estampita de un santo, beato o candidato en la que se solicita una oración por una determinada causa o simplemente una oración devocional. Quien nos regala la estampita espera que nosotros compartamos la oración en el momento que podamos. No espera que sea a determinada hora ni en determinado día. Tan sólo espera que oremos junto con otras decenas, centenas o millares de personas.

En la red la oración se estructura de igual manera. Podemos orar delante de una bella estampa que coloquemos en nuestra pantalla o unidos a un vídeo que canta o recita la oración. También podemos orar con la intención que deseemos y con la devoción compartida que nos parezca motivadora. No hace falta un momento ni un lugar determinado. Oramos cuando y donde podemos y sabemos que nuestra oración se unirá al caudal de otras decenas, centenas o millares de ella. La Comunión de los Santos se hace evidente de una manera maravillosa.

En las redes sociales, es frecuente que nos requieran o pidamos oraciones. Nos sabemos en una comunidad que comparte sus pesares y alegrías. Hay grupos de personas que se asocian para compartir pensamientos, oraciones, videos, intenciones y devociones de manera totalmente natural.

No sé la efectividad real de esta organización de oración virtual, pero si sé que se desarrolla de forma natural y somos proclives a unirnos para orar a Dios. Siento que la red ha hecho posible que el caudal de oración aumente y fructifique de manera especial. Ya no tenemos porque orar solos. Podemos orar en comunión con decenas, centenas o millares de hermanos de todo el mundo.

Les recomiendo algunos espacios de oración:


En facebook:


Espero que encuentre un momento para unirse a la constante oración fluye de la red. 

2 comentarios:

  1. Gracias por la información. esta es otra parte fundamental de la iglesia aqui en la red. La comunión en la oración. En los blog se suelen rezar novena juntos y participamos cada dia con nuestro comentario de seguimiento despues de rezar. Es una experiencia bonita ver como herman@s en Cristo a los que no conoces y viven lejos, estan por la oración unidos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Los grupos de oración en la red, siempre me han parecido la avanzadilla de la Iglesia. Es la mejor manera de preparar el camino a quienes viene detrás evangelizando.

    Un abrazo en el Señor :)

    ResponderEliminar

Gracias por dejar sus comentarios en este blog. Si su comentario no guarda las mínimas condiciones de respeto y educación, será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...