Iglesia, TIC, Internet, Tecnologías de la Información, kerigma, redes sociales, Cristo, blogs, evangelio, comunidad, amor y gracia.

Nuestra misión

“...es Nuestra Misión, la misión irrenunciable de la Iglesia: la tarea de todo creyente que obra en los medios es la de ‘allanar el camino a nuevos encuentros, asegurando siempre la calidad del contacto humano y la atención a las personas y sus verdaderas necesidades espirituales, ofreciendo a los hombres que viven este tiempo ‘digital’ los signos necesarios para reconocer al Señor’“ Benedicto XVI

jueves, 28 de abril de 2011

Blogs e Iglesia

¿Qué es un blog?

Es un sitio web que se actualiza secuencialmente en el tiempo, por medio de artículos (entradas) compuestos por texto y recursos multimedia.

Pero los blogs son herramientas de comunicación 2.0. Es decir, capaces de interactividad y por lo tanto capaces de relacionarnos unos con otros. Los blog son herramientas que normalmente están abiertas para todas las personas. No suelen hacer distinción entre usuarios ni les dotan de ni restricciones de acceso. Son ventanas por las que asomarnos a realidades desconocidas.

Los blogs pueden ser obra de in autor o de una diversidad de ellos. Si hay más de un autor, aparece el trabajo colaborativo al nivel que corresponda. Por lo tanto, como las demás herramientas 2.0, se pueden utilizar para trabajar de forma colaborativa y crear redes sociales. ¿Redes sociales? ¿También aquí?

Si, claro. Pero las redes sociales asociadas a los blog tienen características peculiares. El autor del blog actúa como elemento activo que propone temas y los desarrolla en mayor o menos medida. Las personas que los leen y les interesa se vuelven asiduas al blog. Es muy posible que decidan establecer un vínculo RSS para tener constancia de las actualizaciones y seguir el desarrollo de todo lo que se publica. Algunas personas se sienten motivadas a relacionarse con el autor por medio de comentarios. Si el autor contesta los comentarios, se cierra el bucle de interacción, propiciando que la relación se haga cada vez más sólida y frecuente. Los comentaristas pueden llegar a interactuar entre si, aunque el formato blog no propicie este tipo de relación. Esta es una asignatura pendiente del formato blog. A veces sería deseable un mayor nivel de interactivo entre los comentaristas. Pero la necesidad crea la virtud y esta deficiencia ya es posible superarla enlazando blogs y redes sociales.

También es normal que se desarrolle una segunda red social que interrelaciona autores de blogs afines-complementarios. Es una pena que la herramienta blog no propicie la interacción entre blogs, suyos autores deben buscar herramientas alternativas para abordar proyectos de colaboración entre ellos. ¿Qué herramientas? Desde el correo electrónico, pasando por foros internos al blog y a herramientas como las que Google pone a disposición en Google Docs.

Cada vez es más frecuente que los blogs estén entrelazados con las redes sociales, como Facebook, Twitter, Myspace o Tuenti. ¿Qué se consigue con esta interrelación? Básicamente propiciar la fidelización de los lectores-comentaristas y establecer relaciones de colaboración y amistad más cercanas. A este nivel, el autor del blog comienza a actuar de gestor de una comunidad virtual, con todo lo que esto conlleva de dedicación.

Podríamos clasificar los blogs de la siguiente forma:
  • Primeramente como portal de informaciones más o menos especializadas. Hay estupendos blogs que tienen informados a los católicos de todo lo que sucede dentro de la Iglesia y a todos los niveles. Estos blogs suelen ser unidireccionales, aunque a veces y en noticias particulares, se pueden producir tormentas de comentarios.
  • Tenemos los blogs de opinión. Son una derivada de los anteriores, pero buscan aportar luz personal a las informaciones cotidianas. En este caso si aparecen comunidades estables de partidarios y detractores. Sobre todo cuando la temática resulta especialmente conflictiva.
  • Los blogs de divulgación-formación son aquellos que buscan dar a conocer temáticas concretas y profundizar más o menos en ellas. Estos blogs tienden a crear redes sociales más sólidas donde los comentaristas se interrelacionan dentro de las posibilidades que da el formato blog.
  • Para terminar tenemos los blogs-proyecto. Son iniciativas que tienen un objetivo definido y el blog sirve como soporte para su desarrollo. Pueden ser abiertos o cerrados. Suelen contar con comunidades previas a su creación que dan soporte y sustento a su desarrollo.

Y desde el punto de vista católico y eclesial ¿Son importantes los blogs?

Ciertamente lo son, ya que:

  1. Conforman una ventana abierta e independiente que comunica a la sociedad qué es y que hace la Iglesia. 
  2. También son un poderoso instrumento de de comunicación intraeclesial. Sin ellos sería imposible conocer todo lo que hacemos, cómo lo hacemos, quiénes somos y qué objetivos tenemos. 
  3. Son un soporte privilegiado para llevar la catequesis donde antes hubiera parecido imposible. Son una opción de aprendizaje informal y asíncrono maravillosa. 
  4. La pastoral no se queda atrás. No creyentes, no practicantes y católicos distantes pueden encontrar un soporte para irse acercando, conociendo y estimando la Iglesia. Esto se consigue por medio de las comunidades virtuales que poco a poco van surgiendo aquí y allá. Presiento que estas comunidades son el germen de algo más importante que dentro de unos años veremos.
Quizás ahora entiendan las razones que han llevado a que desde el Pontificio Consejo de la Comunicaciones Sociales se organizara un encuentro de Bloggers en el Vaticano.

Gloria a Dios. ¡Cristo ha resucitado! Feliz Pascua

6 comentarios:

  1. Le felicito, caro amigo, por esta exposición.

    Evidentemente me siento muy identificado en algunos puntos, o mejor, me reconozco en algunos puntos.

    Ojalá nuestro blog siga por buen camino y se constituya -¿o lo es ya?- en una comunidad católica virtual.

    Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  2. Gracias D. Javier. Estoy seguro que quienes nos reunimos diariamente en torno al blog que realiza: http://corazoneucaristicodejesus.blogspot.com/ ya somos una comunidad en camino. Al menos caminamo juntos y nos sentimos a gusto estado cercanos unos a otros.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante su entrada, me preocupó que dentro de la clasificación de los blogs, ninguna encajara con mi blog. ¿Donde ubicaría usted los blogs que dan testimonio de vida cristiana a manera de bitácora?. Un abrazo en Cristo resucitado.

    ResponderEliminar
  4. Hola Maria Auxiliadora :)

    Me parece que lo que nos cuentas en tu blog es formación con retazos muy bien dispuestos de opinión.

    Quizás lo que te pase es que relacionas preferentemente la formación con su vertiente cognitiva, pero también tenemos la formación afectiva y la volitiva.

    Leer los testimonios de vida cristiana nos ayuda a sentir en nosotros aquello que han vivido otras personas. Después de la lectura, si nos ha sido provechosa, algo habrá cambiado en nuestro afecto cristiano.

    Así que no te preocupes... estás incluida al 100%

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  5. leyendo esta entrada a la que he llegado desde el blog de Xhonane. Recordaba lo que decia mi abuela: que los cristianos eramos como un gran racimo de uvas que al levantarlas se llevaban todas unidas. Asi me siento yo aqui en este mundo del blog. A veces tengo dudas de si soy la mas adecuada para tener un blog abierto, me siento inferior en posibilidades al no tener estudios e ignonar tantas cosas. Pero tengo algo claro, que Dios me ama en la persona de Jesucristo y para decir lo que siento no necesito ninguna carrera. Luego estan tantos hermanos en la red que no conozco personalmente pero a los que me une el amor de Dios y eso me da mucho animo a seguir, cuando creo que no sabre hacerlo bien. Esta entrada me ha ayudado mucho.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  6. Querida Mento, claro que es adecuada para tener un blog ¿Por qué no? Un blog es una ventana personal abierta al mundo. Desde esa ventana, cada cual esparce las semillas que estima adecuadas. Para lanzar las semillas del Reino, solo hace falta ser sincero y alabar a Dios.

    Cierto que somos como un racimo. Unidos aunque a veces nos resulta incómodo. La Iglesia debe ser precisamente eso... un estupendo racimo de uvas maduras.

    Un abrazo en Cristo :)

    ResponderEliminar

Gracias por dejar sus comentarios en este blog. Si su comentario no guarda las mínimas condiciones de respeto y educación, será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...