Iglesia, TIC, Internet, Tecnologías de la Información, kerigma, redes sociales, Cristo, blogs, evangelio, comunidad, amor y gracia.

Nuestra misión

“...es Nuestra Misión, la misión irrenunciable de la Iglesia: la tarea de todo creyente que obra en los medios es la de ‘allanar el camino a nuevos encuentros, asegurando siempre la calidad del contacto humano y la atención a las personas y sus verdaderas necesidades espirituales, ofreciendo a los hombres que viven este tiempo ‘digital’ los signos necesarios para reconocer al Señor’“ Benedicto XVI

domingo, 13 de junio de 2010

Retos de la evangelización con las TIC

¿Qué retos nos encontramos al empezar a evangelizar en este nuevo continente digital? He recolectado tres que me parecen especialmente significativos:

1.- Nuevos lenguajes. Nos encontramos con nuevas formas de comunicarnos e interelacionarnos. El mensaje cristiano debe saber imbuirse en estos nuevos lenguaje para poder llegar a aquellos que desconocen la Palabra de Cristo. No se trata solo de nuevos lenguajes escritos, sino de imágenes, vídeos, presentaciones multimedia y entornos de interacción. Todo un reto.

2.-Diálogo abierto y libre. No es posible pensar en las Tics sin pensar en la inteactividad. Las propuestas deben disponer de canales donde sea posible preguntar, apoyar o discrepar. Solo de la interacción nace el conocimiento. Solo confrontando pareceres, se puede hacer llevar un mensaje creíble y profundo. Lo monólogos y los lugares cerrados han quedado atrás.

3.- Construcción colectiva. Quien participa, opina, ayuda , apoya, etc... forma parte del equipo de construcción colectiva. El conocimiento se mueve libremente y se desarrolla libremente. La iglesia debe beneficiarse del impulso de todos los católicos que "pululamos" por internet. Juntos podemos crear nuevos espacios y nuevos caminos.

Pero algo tenemos que tener claro en todo esto... aunque los lenguajes, los espacios y las dinámicas cambien, la gracia presente es la misma que la que los primeros cristianos recibieron. También tenemos que saber que el evangelizado normalmente carece del sustrato necesario para comprender el mensaje cristiano a la primera. Debemos ajustarnos a su capacidad y hacer lo posible por llegar a el.

Abordemos con innovación los retos que tenemos delante, pero no adjuntemos o quitemos una coma del mensaje que nos transmite Cristo. Podemos leer el ultimo capítulo del Apocalipsis de San Juan (Ap 22,18) para entender de qué va el asunto.

Preguntas para el lector ¿Se adapta nuestro lenguaje de evangelización a los contextos e interlocutores? ¿Aceptamos la apertura al diálogo como parte sustancial de la evangelización? ¿Sabemos construir unidos más allá de nuestras pequeñas diferencias?

No duden en dejar su opinión... que así aprendemos todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar sus comentarios en este blog. Si su comentario no guarda las mínimas condiciones de respeto y educación, será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...