Iglesia, TIC, Internet, Tecnologías de la Información, kerigma, redes sociales, Cristo, blogs, evangelio, comunidad, amor y gracia.

Nuestra misión

“...es Nuestra Misión, la misión irrenunciable de la Iglesia: la tarea de todo creyente que obra en los medios es la de ‘allanar el camino a nuevos encuentros, asegurando siempre la calidad del contacto humano y la atención a las personas y sus verdaderas necesidades espirituales, ofreciendo a los hombres que viven este tiempo ‘digital’ los signos necesarios para reconocer al Señor’“ Benedicto XVI

lunes, 26 de abril de 2010

Velas que encienden mediante Internet y sms, en la catedral Santiago de Compostela

Noticia original ABC, con video : pulsar


¿Encender una vela desde internet o el teléfono movil? ¿Quien querría hacer eso? ¿Qué nos ofrece esta nueva herramienta? 

Lo que  nos ofrecen la catedral de Santiago y otros santuarios, es la posibilidad de hacernos presentes desde lugares distantes y llevar a cabo una acción real y palpable. 

¿Es esto novedoso? Realmente no. Desde hace un par de décadas internet ha permitido actuar sobre el mundo real a distancia. Plantar una semilla real y cuidarla, mediante un sistema robótico o mostrar un mensaje en una pantalla situada en Tokio, ya eran una realidad hace años. En Tierra Santa, algunos santuarios pusieron en marcha este sistema de encendido de velas, el año pasado con un éxito notable. 

Al fin de al cabo... por una módica cantidad de dinero sentimos que estamos allí donde de otra forma no podríamos actuar. Además, nuestra aportación, ayuda a la Iglesia en su labor cotidiana.

Podríamos preguntarnos si este tipo de extensiones de la realidad representan algo nuevo en la religiosidad o simplemente es una variante de las peregrinaciones del pasado y presente. La respuesta es un si ... en algunos casos y no... en otros. Seguramente para muchos, será la única manera de hacerse presente allí donde su devoción está presente... por lo que no deja de ser positivo dar la oportunidad a estas personas. Para otras personas el peligro es que tienda a sustituir la vivencia comunitaria por este tipo de acciones individuales y virtuales. Toda oportunidad conlleva una serie de riesgos que hay que saber gestionar y minimizar.

Entonces, ¿Cómo gestionar este nuevo tipo de herramienta devocional? Tal vez se podría plantear realizar algún tipo de ceremonia o acto comunitario en donde se termine con el encendido de las velas. Para ello nuestros pastores deberían de irse planteando las oportunidades que este tipo de herramientas les ofrecen. 

Oportunidad: Resulta interesante pensar en la posibilidad de llevar esta ceremonia hasta quienes están recuidos por enfermedad o minusvalía en sus casas. Se podrían crear grupos virtuales de oración que utilicen el objetivo de hacerse presente en el santuario de su devoción mediante el encendido de una serie de velas virtuales, como una motivación adicional. Todo un campo abierto a nuevas experiencias. A fin de cuentas... se abre una estupenda oportunidad para quienes se atrevan a comenzar a andar en este ámbito de las TIC, dentro de la Iglesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar sus comentarios en este blog. Si su comentario no guarda las mínimas condiciones de respeto y educación, será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...