Iglesia, TIC, Internet, Tecnologías de la Información, kerigma, redes sociales, Cristo, blogs, evangelio, comunidad, amor y gracia.

Nuestra misión

“...es Nuestra Misión, la misión irrenunciable de la Iglesia: la tarea de todo creyente que obra en los medios es la de ‘allanar el camino a nuevos encuentros, asegurando siempre la calidad del contacto humano y la atención a las personas y sus verdaderas necesidades espirituales, ofreciendo a los hombres que viven este tiempo ‘digital’ los signos necesarios para reconocer al Señor’“ Benedicto XVI

martes, 27 de abril de 2010

El enigma de los powerpoints

Seguro que usted ha recibido en su cuenta de correo más de una animación powerpoint. Tal vez se haya preguntado de donde vienen y que objeto tiene lanzar uno de estos ficheros para que recorra el ciberespacio.

Las motivaciones pueden ser muchas, pero lo que principalmente llama la atención es la capacidad que tienen de ser reenviados junto con las direcciones de correo de todas aquellas personas por donde han pasado. Cierto… una de las razones de ser de este tipo de envíos, es recabar direcciones de correo para después distribuir propaganda en ellas. Por lo que, si los reenviamos, debemos borrar todo rastro de estas direcciones ajenas a nosotros.

También es cierto que no todo es interés egoísta. Algunas personas los hacen para sus amigos y se las envían sin pararse a pensar que estos, más que probablemente,  reenviaran la animación a sus amistades.

Lo cierto es que entre estas animaciones, hay algunas especialmente bellas, emotivas y hasta bien intencionadas. Algunas buscan difundir la cultura, el pensamiento, la belleza, etc. Algunas de ellas nos recuerdan aspectos que hemos dejado atrás en la vorágine de la vida cotidiana… la niñez, la adolescencia…. nuestra Fe…. Algunas nos recuerdan el mensaje y la presencia de Cristo entre nosotros de forma más que efectiva y emotiva.

A lo mejor he tenido mala suerte o la providencia no ha querido hacerme llegar alguna que nos recuerde qué es la Iglesia y la necesidad que tenemos de ella. ¿Por qué? Quizás se deba a que si nos llegara este tipo de powerpoint, nos pensaríamos si la reenviamos o no… no vaya a ser que molestemos. La moderna tolerancia nos impide “molestar” a aquellos amigos y conocidos que sabemos que se han olvidado de nuestra Madre Iglesia. Pero curiosamente no nos lo pensaríamos si se trata de un powerpoint con un chiste gracioso.

Creo que este tipo de powerpoint debe existir… pero no llega a transmitirse realmente por la red.

Si partimos que somos católicos comprometidos… ¿Por qué no pensamos en crear un powerpoint que realmente recuerde a tantos católicos pródigos, que en la Iglesia está su casa y que el Padre les espera con los brazos abiertos? Ejem… no será que en el fondo somos el hermano de la parábola del hijo pródigo.

¿Cómo podría desarrollarse este powerpoint?

A mi modo de ver… la parábola del hijo pródigo es un marco espléndido a considerar. También podríamos pensar en otras opciones, como los recuerdos de la niñez o una proyección hacia la última etapa vital o presentar el sinsentido de vivir cotidianamente lejos de una comunidad de creyentes. La soledad de la vida moderna.

Quizás al comenzar o al terminar la animación, debamos decir qué es realmente la Iglesia… ya que no todos la quieren entender como una comunidad de hermanos  abierta e incluyente. Algunos se han ido, o les han ido, creando una visión sesgada de Ella.

Tampoco sería lo mismo una animación enfocada a jóvenes adolescentes o jóvenes independizados, personas maduras o a personas mayores. Cada grupo tiene una especial capacidad para entender la Iglesia a través de si mismos que habría que saber desarrollar.

En todo caso, como nudo de la presentación, es necesario reseñar que ellos forman parte de la comunidad que han olvidado y que les espera. De hecho les esperamos y les añoramos.

El desenlace no puede ser otro que el (re)encuentro con Cristo, que solo adquiere su plenitud cuando se vive en comunidad.

Como final… habría que señalar cual es el camino a seguir para volver y dejar claro que se les recibirá con los brazos abiertos. OJO… que esto nos compromete en el caso de que alguno de nuestros amigos contacte con nosotros… ya que nosotros mismos somos Iglesia.

2 comentarios:

  1. Excelente, pero una pequeña reflexión: muchas veces recibidos muchas leseras que recuerdan más a las "cadenas", en que se nos amenaza con las penas del infierno, que con los premios de la eternidad.

    ResponderEliminar
  2. Cierto Leopoldo... a veces llegan cargados de truenos y diablos...si no se lo mandas a todos tus contactos. :-))) Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar sus comentarios en este blog. Si su comentario no guarda las mínimas condiciones de respeto y educación, será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...